Archivo de la etiqueta: busco nana

Busco nana

Estándar
Busco nana

Desde que fui mamá y desde que tuve que buscar una nana que ha permanecido con nosotros por más de cinco años, de vez en cuando recibo preguntas de embarazadas acerca de cómo empezar esta búsqueda.
Me acuerdo de mí misma sin panza cuando no imaginaba una nana en mi vida. Y recuerdo que cuando estaba embarazada busqué yo misma el consejo de una reciente mamá en mi trabajo, a quien le pregunté desde cuánto pagas, hasta horarios y beneficios. Y confieso que me sirvió tremendamente.

Hoy, cuando alguien me pregunta me acuerdo de que yo tampoco sabía por dónde empezar, y por eso me atrevo a comentar algunas variables que podrían orientar a las mamás que buscan ayuda para cuidar a la persona más importante.

Hay que entender que no hay opción correcta, o no hay mejores opciones. Cada madre, cada bebé y cada dinámica familiar tienen una fórmula distinta con diferentes dosis de elementos. Así como mi dieta y mi régimen de ejercicios puede no convenirle a mi vecina, pues mi dinámica con la nana no tiene por qué ser la misma que la de mi hermano con la suya.

Empieza por preguntarte si realmente necesitas una nana o si puedes resolverlo con una guardería. Esta es un opción de algunas personas que conozco y les va muy bien porque versus el cuidado en casa de un bebé, sobre todo para los primogénitos, la guardería representa una sociabilización que entrega algunos beneficios como independencia y aprendizaje de algunas reglas de comunidad. 

Muchas guarderías tienen cámaras que se pueden monitorear en tiempo real. Es interesante también porque delimita claramente el tiempo en que la mamá o el papá deben estar desocupados, es decir, te saca de la oficina, cosa que cuando tienes un bebé, es positivo. 

Y bueno, la guardería tiene varios otros etcéteras que sería cuestión de explorar cuando el momento de la elección se encuentre cerca. 

Y como la escolarización, querámoslo o no, es temprana, se estima un paso por este lugar de aproximadamente 3-4 años. Ojo, no soy educadora ni psicóloga, soy mamá.

Y luego nuestro el desglose de variables en función a la contratación de una nana:

Qué tipo de horario prefiero? Cama afuera o cama adentro? (Y más allá de que la necesidad de una nana pueda estar en cuestionamiento, al vivir en una sociedad donde ponemos hijos en nuestro camino y los tiempos de los padres y niños no concuerdan más que nada, días de semana) resulta que la necesidad es real sobre todo, cuando la madre trabaja fuera de casa.

Entonces, la elección va en función a cuánto tiempo quiero tener a una nana en la casa, la voy a necesitar realmente tantas horas, quiero que siempre duerma en casa? Tiene ella familia? Si tiene familia lo más probable es que lo mejor sea que no se quede a dormir. 

Y otra variable relacionada es el tamaño de la casa. Si es un depa chico, por más que necesites una persona de ayuda cama adentro, es complicado para todos. La libertad, mientras más pequeño el espacio, más extrañada es. Yo me imaginaba desde caminar por casa como Dios me trajo al mundo o pelearme tranquila con mi esposo, cuando se requiera, entre otros temas, que difícilmente podría concretar al 100%.

Y en relación con este punto, es importante la flexibilidad que podríamos pedirle a la persona que nos va a ayudar, cosa que debe tantearse o preguntarse el día de la entrevista. O sea, es factible siempre tener soluciones puntuales de que se quede a dormir si es que no suele dormir en casa. Con una paga adicional acordada previamente y la fecha también conversada, una nana cama afuera podría ayudarnos esa noche que necesitamos salir, o por esa enfermedades que nos mandan a la cama por dos días, por ejemplo.

Es básico tener en cuenta que así como podemos pedir flexibilidad, nos la pueden pedir también a nosotros. Es decir, como en nuestros trabajos, es bueno tener en cuenta que también necesiten horas o días libres para resolver temas puntuales como salud, familiares, etc. lo digo por si acaso.

Luego tenemos los horarios de trabajo diario. Cuando se trata de cama afuera, es importante visualizarnos como madres y preguntarnos si es que vamos a necesitar que llegue 7 am? 8 am? Hasta qué hora? Y los sábados? Hasta las 2 pm? O sin ellos?

Mi decisión, si es que sirve como ejemplo, fue sábados hasta las 2 pm, porque al ser una mamá que trabaja, los sábados sirven para estar en familia, pero también para aprovechar ir al banco, a la peluquería, hacer deporte, a la costurera, o lo que sea que vayas a necesitar. Es un alivio tenerlo.

Además, hay un punto importante cuando se busca una ayuda de este tipo. Existen nanas que solo son nanas (como si fuera poco), y hay también nanas que pueden ayudar en hacer algunas tareas de la casa, como cocinar. Esto ya depende de la comodidad de todos los involucrados y probablemente de si existe la posibilidad de tener ojos extras como los abuelos por ejemplo. Cuando se llega a un acuerdo con una nana que hace algo más en la casa, es cuestión de establecer si se dará un pago adicional. 

Sobre los beneficios que debe entregar todo conforme a ley: seguro de salud, pensión, gratificación, CTS, y vacaciones.

Anuncios