Archivo de la categoría: Lactancia Materna Exclusiva

Mitos sobre la Lactancia

Estándar

Mamá lactante
Infórmate y que tu naturaleza fluya.
Nadie debe decirte qué hacer.
Nadie sabe más que tú sobre tu bebé.
Empodérate y hazla linda!

http://www.elpais.com.uy/vida-actual/mitos-lactancia-materna.html

Dar es dar

Estándar

brestfeeding lactancia maternaCuando una mamá llega a su casa con su bebé, solo tiene una tarea que hacer, y eso es cuidarlo. Y dentro de la responsabilidad de cuidarlo está amamantarlo, darle teta. Y esta tarea es muy ardua cuando quieres darle lactancia materna exclusiva.
Cuando yo llegué a mi casa con mi hijo experimenté la presión más grande de este mundo. Sentí una angustia por querer hacer las cosas bien y un gran miedo a que le pase algo malo. Nunca antes había sentido algo tan intenso.
Sin embargo, cuando daba de lactar todo eso se borraba de mi mente. Sentir lo bien que le hacía la leche materna a mi hijo era genial. La conexión que lograba con él era infinita. A mi lado se podía caer el mundo y no nos iba a afectar.
Recuerdo que pensaba los primeros días sobre cómo lograría sobrepasar las horas. Tenía miedo de no haber comprado una lata de fórmula, pero luego de la experiencia, veo que fue la mejor decisión.
Cuando escucho a alguna mamá dudar sobre la lactancia materna exclusiva me siento con ella unos veinte minutos y trato de darle todos mis argumentos para que lo intente. Hay muchos beneficios.
Lo bueno es que cuando yo estaba embarazada leí sobre lo positivo de la lactancia y me convencí. Fui a la clínica convencida de que lo mío era darle pecho y no teía otra opción. Entonces, cuando en la clínica me preguntaron si quería que el bebé pase la noche con las enfermeras, mi respuesta fue un rotundo NO.
En las noches cómo pretenden que un bebé recién nacido sobreviva feliz lejos de su madre? Claro, le dan fórmula para que la mamá duerma. Y yo me preguntaba por qué habría necesidad de hacer algo así? Y no encuentro la respuesta.

La bendita faja post parto

Estándar

Luego del parto o la cesárea tienes poco espacio en la cabeza para las cosas triviales de la vida. Y acordarte cada día de ponerte la faja luego de bañarte en las mañanas debe estar dentro de tus prioridades (ojo que el baño diario es, por sí mismo, un objetivo importante a alcanzar en la etapa post parto) Pero volviendo a la reducción del abdomen, parece un tema frívolo, pero volver a tu forma luego de haberte inflado y subido 12 kilos, como fue mi caso, no es juego.

De hecho tiene mucho que ver qué clase de alimentación has tenido durante las 40 semanas de embarazo, e influye la cantidad de calorías que comerás mientras estás en la etapa post parto. Y claro que tiene que ver la lactancia. Yo comía todo lo que estaba a mi alcance y bajé 12 kilos en 3 semanas, mientras me dedicaba a mi nuevo trabajo: dar de lactar.

Pero creo que la maravillosa faja ayudó a devolver todo a su sitio. Lo sientes, lo crees, lo ves.

Te la recontra recomiendo futura madre.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

12 kg

Estándar

Embarazada aumenté doce kilos. Yo me sentía súper bien, pero luego, vi la foto que me tomó mi mamá el último día de mi embarazo cuando salía de la peluquería y créanme, era enorme.
Enorme dentro de los parámetros de salud, claro. Comí dentro de los márgenes de la cordura, tratando de limitar dulces, postres, azúcares y grasas. De igual manera existía el antojito que no iba a ignorar. Y aún así, en esa imagen me vi inflada.

Y qué es lo que más se te hincha futura madre? ( imagino que querrás saber?) pues los pies, los cachetes, las caderas.

En mi caso, bastaron solo tres semanas de lactancia exclusiva para llegar a mi peso inicial. Y en cuatro meses pesaba cinco kilos menos que cuando comencé el embarazo. Pero es verdad que cuando dejas la lactancia debes tener cuidado con lo que comes porque el peso se te puede disparar.

Me acuerdo de una de las primeras citas de Fausto ya nacido en el pediatra. En la sala de espera, donde se juntan todas las mamás y sus hijos de todas las edades, había una chica joven, bastante grande y voluptuosa que me comentaba que ella se había dedicado, no a comer, sino a tragar, y que no le había importado nada. Llegó a aumentar veinticinco kilos. Su meta era hacerse la liposucción, qué tanto…

Y una que empezó a correr a los dos meses y medio para no perder el ritmo…

Una lactancia virtual

Estándar

Image

Una madre lactante regresa al trabajo luego de 4 meses de licencia. Se reinserta al mundo laboral con el 90 % de su cerebro enfocado a su hijo y el 10% a todo lo demás.

Por si algunos tienen alguna duda de qué es todo lo demás: una misma y todas sus necesidades y hormonas revueltas luego de un post parto, que para cada una es muy especial y diferente. Además de, en muchos casos, una pareja, y todos los vuelcos dentro de esta loca etapa de hormonas revueltas aumentada por el regreso al mercado laboral y sus exigencias. Agrégale todas las necesidades que tiene como familia. Auméntale una reducida, pero finalmente, existente vida social. Por ahí que algún problemilla que resolver y si sigo, no termino.

Pero bueno, volviendo al tema del regreso al trabajo luego del nacimiento, tengo que decir que para mí, fue como regresar al colegio luego de las vacaciones de verano. Y coincidí además con el verano. Entonces, me sentí tal cual. Fue lindo. Las personas quieren saber de ti y de tu nueva extensión viviente que dejaste en tu casa con alguien que lo cuida, y tú tan pendiente de él.

Llego a estar tan pendiente, sobre todo los primeros meses de separación, que en mi día a día, en la lista de pendientes y de reuniones, incluyo los horarios de la toma de leche para yo sacármela y respetar las tomas, y así seguir produciéndola.

Y todo eso gracias al Lactario. Gracias a este espacio, como me dijo Adriana, una mamá súper disciplinada para la lactancia de mi trabajo, me puedo sacar la leche cuando lo necesito y, literalmente como ella me dijo “sientes que no lo estás abandonando”.

Entonces voy, me encierro unos 20 minutos en este cuartito, pongo música para desconectarme, no llevo los celulares del trabajo, solo el personal, y conecto al robot.

Debo decir que el Medela Breast Pump que me regaló mi tío Max, ha sido uno de los regalos más útiles en el proceso de Lactancia Materna Exclusiva. No he probado otro extractor de leche, pero confieso que estoy 95% satisfecha con su desempeño.

Qué genial es poder seguir dando leche en los tiempos modernos. O mejor dicho, qué bueno que estoy en los tiempos modernos, que me permiten dar leche a la distancia.