alguien está jugando con nosotros 

Estándar

Me parto Ver cuerpos sin vida de niños me sacan de la realidad, me exprimen el cerebro y me trastornan las necesidades de la pirámide de Maslow. 

Me obligan a cuestionar hasta la última de mis células. 

Me obligan a sopesar ideologías, religiones o la falta de ellas sin ningún derecho. 

Me obligan a juzgar basada en la ignorancia. 

Matan un poco de mi sin saberlo, y mata un poco de todos más allá de lo subliminal.

El Niño de Pijama a Rayas me marcó en su versión de cine y esta, lo peor de todo, es que no es ficción.

Lo único que tengo en mis manos es la responsabilidad de darle amor incondicional a este que depende de mí por buen tiempo…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s