En serio mamá, ¿Necesitas un regalo?

Estándar

Nos llega el periódico a la casa y se nos caen los catálogos de ofertas por ese “Gran día” del que todos hablan, pero que pocos están dispuestos a realmente sentir en el alma.
Salimos a la calle, prendemos la tele, y de nuevo, nos bombardean con objetos que podríamos no tener y vivir tranquilas. Pero no. Nos clavan en el cráneo la idea de que recibir un buen regalo es lo que mereces.
Y yo digo, pobre la mamá que así lo necesita.
En mi caso, y creo que en el de muchas (no me importa soy cursi y casi me estoy volviendo como abuela), me sobra con estar con el regalo más lindo que me ha dado la vida: mi hijo.

Yo, confieso una vez más, soy humana y claro que vivo cansada. Pero he aprendido a vivir. Ser mamá no es juego pues. Si te lanzas no hay vuelta a atrás. Entonces, yo disfruto.

Por supuesto que es lindo que los demás y tus hijos, piensen en tí y en querer entregarte algo bonito. Pero ojalá que en mi caso jamás se vuelva una necesidad ansiosa, una obligación sin placer ni pasión, el encontrar un regalo hecho para muchas y para ninguna a la vez, que no ha sido pensado para ti con cariño, si no ha sido fabricado como consecuencia de un número que tiene que crecer y crecer para hacer a alguien más rico.

Yo no quiero regalos hipócritas por el día de la madre. Los pueden reservar para mi santo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s