La bendita faja post parto

Estándar

Luego del parto o la cesárea tienes poco espacio en la cabeza para las cosas triviales de la vida. Y acordarte cada día de ponerte la faja luego de bañarte en las mañanas debe estar dentro de tus prioridades (ojo que el baño diario es, por sí mismo, un objetivo importante a alcanzar en la etapa post parto) Pero volviendo a la reducción del abdomen, parece un tema frívolo, pero volver a tu forma luego de haberte inflado y subido 12 kilos, como fue mi caso, no es juego.

De hecho tiene mucho que ver qué clase de alimentación has tenido durante las 40 semanas de embarazo, e influye la cantidad de calorías que comerás mientras estás en la etapa post parto. Y claro que tiene que ver la lactancia. Yo comía todo lo que estaba a mi alcance y bajé 12 kilos en 3 semanas, mientras me dedicaba a mi nuevo trabajo: dar de lactar.

Pero creo que la maravillosa faja ayudó a devolver todo a su sitio. Lo sientes, lo crees, lo ves.

Te la recontra recomiendo futura madre.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s