Hey tú, papito, acá te tengo unos tips

Estándar

Lo mejor que necesita una buena mamá (ojo me defino como buena mamá como mínimo, y no me importa la poca modestia) es un buen papá.

Así que si tú eres hombre, tienes un hijo con una mujer con la que además, convives, para la oreja, toma nota, pregúntame lo que quieras si te provoca, pero por favor, (seré franca y transparente), no la cagues.

Así que macho, si te sientes inútil, sin saber qué hacer porque oh sorpresa, es tu primer hijo, pues ponte en los zapatos y sostén de tu pareja y date cuenta de que es también, seguramente, el primer hijo de ella. Si ambos están aprendiendo no tienes por qué asumir que ella va a captar más rápido que tú el arte de cambiar pañales, de bañarlo, darle de comer o hacerlo dormir. Lógicamente que si partes con la ley del mínimo esfuerzo vas a quedar en segundo puesto siempre, o inclusive en el último, luego de todas las manos ayudantes que existen alrededor de un bebé.

Entonces, para que comiences a hacer mea culpa y a interiorizar lo que te quiero contar, ser humano capaz de reproducirte pero incapaz de muchas veces tomar la delantera en la crianza de un bebé es:

  • Acompaña a la mamá de tu hijo en todo lo que puedas. Sí, yo sé que otras tareas ocupan el 90 por ciento de tu cerebro, pero cuando tengas 100 años entenderás lo que te digo (espero).  Además, ¿por qué crees que se le dice “compañera” a la pareja, esposa, etc?
  • Cuando la mamá de tu hijo diga, sobre todo en los 6 primeros meses, “estoy cansada” intenta, por el amor de Dios, no decir “yo también”, porque lo primero que ella va a querer hacer es lanzarte el primer pañal con caca que tenga a la mano.
  • Muchas de las mujeres somos amantes de un mínimo orden. Así que si te la quieres dar de colaborador, cuando ella manifieste que quiere bañar a tu hijo anda corre a tener lista la bañera, la pijama, el nuevo pañal, las medias, la toalla seca (por favor). Con esto podrías lograr una sonrisa fácil, si es que no algo más.
  • Intenta darle de comer tú también a tu hijo. Ella no se va a ir corriendo a la peluquería. Se va a quedar a mirar cómo lo haces, ojalá sin criticarte. Pero no te dejará solo.

Como ves querido papá, las mujeres, a pesar de que nos encanta hacernos las autosuficientes, no vamos a pedir ayuda con facilidad. Pero sé tú hábil en leer las situaciones que se te van a presentar cotidianamente para que seas un papá genial no solo con tu hijo, porque seguramente lo eres, sino también con la mamá de él.

All Bondy no es un modelo.

Solo para aclarar, esto va a todos los papás. TODOS.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s