Archivos Mensuales: noviembre 2012

Un lugar de paz para los niños. Fausto debe venir al Olivar.

Imagen

image

Anuncios

Hey tú, papito, acá te tengo unos tips

Estándar

Lo mejor que necesita una buena mamá (ojo me defino como buena mamá como mínimo, y no me importa la poca modestia) es un buen papá.

Así que si tú eres hombre, tienes un hijo con una mujer con la que además, convives, para la oreja, toma nota, pregúntame lo que quieras si te provoca, pero por favor, (seré franca y transparente), no la cagues.

Así que macho, si te sientes inútil, sin saber qué hacer porque oh sorpresa, es tu primer hijo, pues ponte en los zapatos y sostén de tu pareja y date cuenta de que es también, seguramente, el primer hijo de ella. Si ambos están aprendiendo no tienes por qué asumir que ella va a captar más rápido que tú el arte de cambiar pañales, de bañarlo, darle de comer o hacerlo dormir. Lógicamente que si partes con la ley del mínimo esfuerzo vas a quedar en segundo puesto siempre, o inclusive en el último, luego de todas las manos ayudantes que existen alrededor de un bebé.

Entonces, para que comiences a hacer mea culpa y a interiorizar lo que te quiero contar, ser humano capaz de reproducirte pero incapaz de muchas veces tomar la delantera en la crianza de un bebé es:

  • Acompaña a la mamá de tu hijo en todo lo que puedas. Sí, yo sé que otras tareas ocupan el 90 por ciento de tu cerebro, pero cuando tengas 100 años entenderás lo que te digo (espero).  Además, ¿por qué crees que se le dice “compañera” a la pareja, esposa, etc?
  • Cuando la mamá de tu hijo diga, sobre todo en los 6 primeros meses, “estoy cansada” intenta, por el amor de Dios, no decir “yo también”, porque lo primero que ella va a querer hacer es lanzarte el primer pañal con caca que tenga a la mano.
  • Muchas de las mujeres somos amantes de un mínimo orden. Así que si te la quieres dar de colaborador, cuando ella manifieste que quiere bañar a tu hijo anda corre a tener lista la bañera, la pijama, el nuevo pañal, las medias, la toalla seca (por favor). Con esto podrías lograr una sonrisa fácil, si es que no algo más.
  • Intenta darle de comer tú también a tu hijo. Ella no se va a ir corriendo a la peluquería. Se va a quedar a mirar cómo lo haces, ojalá sin criticarte. Pero no te dejará solo.

Como ves querido papá, las mujeres, a pesar de que nos encanta hacernos las autosuficientes, no vamos a pedir ayuda con facilidad. Pero sé tú hábil en leer las situaciones que se te van a presentar cotidianamente para que seas un papá genial no solo con tu hijo, porque seguramente lo eres, sino también con la mamá de él.

All Bondy no es un modelo.

Solo para aclarar, esto va a todos los papás. TODOS.

Vientre de alquiler

Estándar

Esta noticia de El Comercio para mí era solo ficción.

http://elcomercio.pe/actualidad/1497716/noticia-primer-caso-vientre-alquiler-fue-resuelto-poder-judicial

La justicia favoreció a los padres adoptivos por sobre los biológicos, en una demanda que involucraba a dos hermanos
La Sala Civil Permanente de la Corte Suprema de Justicia resolvió el primer caso de vientre de alquiler en nuestro país. La justicia le dio así la razón a una pareja que acordó con otra una fecundación asistida y una posterior adopción a cambio de dinero, a pesar de que los padres biológicos se habían arrepentido del acuerdo.
El colegiado determinó en la Casación N°563-2011-Lima que el derecho de un menor engendrado por fecundación asistida a tener una familia idónea prevalece sobre el derecho de la madre biológica y su esposo de ejercer su patria potestad cuando ambos, premeditadamente, acordaron procrear a un ser humano para entregarlo en adopción a cambio de “beneficios económicos”.
La decisión se tomó en base a un caso entre dos hermanos. Una pareja, en su intención de tener una hija, le pidió ayuda a su familia. El óvulo de la madre adoptiva fue fecundado por su hermano y su esposa, y luego la bebe sería entregada.
La adopción procedía sin problemas pero, antes de que se emita la sentencia, la madre biológica desistió. El fallo determinó que la niña debía tener una familia con los preadoptantes, lo que fue apelado por la madre biológica y confirmado después por la sala civil superior respectiva. Los nombres de los implicados se mantuvieron en reserva.

El “muuu” de mi mami vs. el “muuu” de la vaca

Estándar

Fausto ya tiene 10 meses y todo le llama la atención. Sí, todo, no exagero. Los papeles, el periódico, los zapatos, el piso, los enchufes, los discos, los controles remotos, los celulares, la puerta, la calle, etc. La lista es infinita.

Pero algo que disfruta más que otra cosa es escuchar cómo hacen los animales. Cada vez que le pregunto cómo hace el perro, el gato, la vaca, el elefante y todos los mamíferos que se me ocurren, me mira con una atención alucinante. Toda su energía la invierte en aprender y escuchar cada sonido. Algunas veces llega a imitar alguno, como hace poco hizo con el león. Su papá y yo, no paramos de reir de la emoción. Ese momento fue memorable.  

Entonces, hoy, sábado, decidimos ir a un lugar que tuviera animales, donde Fausto pudiera ver en vivo y en directo a los cuadrúpedos y peludos, y donde pudiera olerlos, escucharlos y lo mejor de todo, tocarlos. Pensamos en los dos zoológicos que tiene Lima (creo que no tiene más), pero no estábamos muy seguros, no estábamos muy convencidos. Y justo una tía me hizo acordar de El Arriero en Pachacamac, y allá fuimos.

Y fue hoy cuando Fausto debe haber hecho su primera comparación, su primer juicio, con respecto a mi, si es que ya no lo ha hecho antes. ¿Los sonidos que hace mi mamá cuando imita a los animales son verdaderos? ¿Todos esos animales que ella cuenta realmente existen? Y preguntas así debe haber formulado en su cabeza que va muy rápido, que vuela.

Solo él sabrá qué tan cercana a la realidad estuve al comparar el “muuuu” de la vaca que escucha en la casa y el del rumiante de verdad.