Archivos Mensuales: octubre 2012

¿qué tipo de mamá eres?

Estándar

¿Sabemos acaso cuántos tipos de mamás existen?

Aquí algunas ocurrencias en base a mi corta experiencia de madre:

  1. La mamá primeriza, que ignora muchas cosas pero que llama a su mamá (o sea a la abuela) para absolutamente todo
  2. La mamá neurótica y hormonal que cambia de estado de ánimos cada minuto porque no sabe cómo manejar situaciones críticas como un pañal lleno de caca
  3. La mamá que todo lo delega a la nana y la deja ser, hasta el final, hasta que el niño cumpla la mayoría de edad
  4. La mamá que todo lo puede, casi Dios, y que todo lo que necesite la criatura lo va a hacer, inclusive sobre su cadáver, o el de su marido
  5. La mamá obsesiva con la limpieza de su hijo. La que se unta gel antibacterial hasta en la cara y usa mascarilla cuando está resfriada 
  6. La mamá chamán, que le pasa el huevo a su hijo cada vez que no puede dormir por alguna razón inexplicable
  7. La mamá dependiente del pediatra, que lo llama cada vez que el bebé se tira un pedo, tiene hipo o llora sin razón
  8. La mamá incrédula, que jamás se comerá ningún cuento como que los nidos tienen una demanda muy alta ultimamente y no lo piensa matricular hasta que tenga 5 años y ya lea por sí mismo
  9. La mamá tecnológica que en lugar de comprar CDs busca en internet canciones infantiles, busca juegos para el iPad y baja películas para padres en internet
  10. La mamá que a pesar de no ser mamá biológica, es mamá de otras personas.  

¿Alguna se sintió identificada?

Un pañal a prueba de todo

Estándar

A pesar que ya no uso Huggies para mi hijo, debo decir que me ha encantado que involucren a los papás en su publicidad.

¿Qué mamá no quisiera tener el poder de mirar lo que pasa en esas cuatro paredes cuando los papás se quedan solos con los hijos, sobre todo cuando es el primogénito?

Hace unos días, Renato se quedó con Fausto un buen rato y luego, me confesó que para que no se le cayera Fausto de la cama, lo tuvo que agarrar,como sea, del pañal. Inmediatamente hice link con el comercial de Huggies sin mucho esfuerzo y como vuelvo a mencionar,  ya no estoy usando esa marca, pero han utilizado un recurso que es una fantasía para todas las madres como yo.

Habrán muchas más ocasiones para que esto siga sucediendo. Tendremos que preocuparnos entonces de que Fausto no se llegue a caer de la cama y de que el pañal que estemos usando sea realmente resistente. Pero esto último me lo puede validar el mismo Fausto cuando despierte con la ropa seca, y su papá cuando necesite utilizar técnicas de salvataje extremas con el pañal.