Sana, sana, colita de rana

Estándar

A los 4 meses y 1 semana Fausto, por primera vez, se enfermó. Y siento que es como si la enferma fuera yo. No he ido a la oficina para estar cerca y tratar de animarlo, pero la que necesita que la animen, más que a él, soy yo.

Lo bueno es que está mejorando. La tos está disminuyendo y la congestión también. Pero en un ser humano tan pequeño, un virus respiratorio no es un juego para nada. Y tengo que hacerme a la idea de que es un proceso que podría durar más o menos 1 semana.

Y algo mejor, es que no es grave.

Ahora, con este tipo de experiencias, es que una debe ser muy paciente. Característica de la que creo, muchas veces cojeaba. Pero hoy no tengo otra opción porque desesperarme no iba a darme la solución. Aunque confieso que he dejado algunas veces en estos días, que la angustia se apodere de mi. Eso no lo puedo permitir.

Entonces, voy a hacer toda la fuerza mental positiva para que la tos, los mocos y la flema se alejen de nuestras vidas por mucho tiempo. Si se pudiera, para siempre. ¿Estoy siendo ilusa? Por lo menos estoy siendo positiva.

Ya sé, no es para tanto. Pero es mi primer hijo, y su primera enfermedad. No me quiten las ganas de sufrir con él exageradamente algo que es común en todos los bebés, y claro, en todas las mamás.

 

Anuncios

»

  1. Sé que ahora comprendes muchas cosas del SER MAMA, y veo que eres una mamá muy muy dedicada a tu hijo y estoy muy feliz por eso, uno cambia su vida cuando llega un hijo a tu vida.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s