Es un niño!

Estándar

Tenía 4 meses de gestación. Esta era la segunda visita a mi nuevo ginecólogo. Cada día de estos despertaban una curiosidad enorme en mí. Me encantaban porque era la única manera de verlo y de oírlo. Su presencia en la pantalla y sus latidos me decían mes a mes “Mami, estoy acá”. Creo que de todas las consultas yo salía con una sonrisa en la cara y mil quinientas ilusiones en el corazón.

Pero justamente en la segunda visita la ilusión comenzó a tener más forma. No nos esperábamos saber el sexo tan pronto pero ya en el consultorio del doctor, cuando estábamos viendo la ecografía, nos dijo “El compadre está sin wetsuit”. ¿Estás seguro? pregunté. Y contestó: No te lo diría si no estuviera 150% seguro. Entonces, hice match entre la figura que yo había decodificado como un pequeñisimo pene, y la confirmación del doctor.

Con esta noticia inesperada salimos del consultorio el padre, el hijo con sexo definido, y yo. Fue algo inesperado por la rapidez de la certeza, pero lindo. Ya me podía imaginar las medias de fútbol tiradas por la casa. Ya no serían solamente del padre, sino también del hijo.

Renato, el papá, al salir, no pudo ocultar la enorme felicidad de saber que tendría un varón. Hablando desde mi punto de vista, siento que era lo que él quería. ¿Qué más podría pedir? yo creo que su siguiente deseo es, hasta ahora, que ame el fútbol tanto como él.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s