Minientrada

Estar embarazada es lo mejor que me ha pasado en la vida. Sí,  es bien cliché lo que digo, pero no creo que una sola mamá no lo piense.

Entonces, luego de esta experiencia espectacular en la que me volví foco de atención de mucha gente para bien, decidí colocar mis pensamientos e ideas en un blog porque no las quiero desperdiciar olvidándolas en mi cabeza.

Luego de 40 semanas de gestación de una nueva vida dentro de mí, de aceptar que mi cuerpo iba mutando hacia una gran barriga y el sentimiento de espectativa más grande que he tenido sobre alguien, llegó un ser espectacular, que me ha vuelto su esclava en el mejor sentido de la palabra y me ha hecho sentir, como a su padre, un rayo en mi cabeza. Es decir, me está dando las lecciones de vida más importantes y me está refrescando los conceptos más básicos de convivencia.

Ahora compruebo muchas cosas que mi mamá me decía: “Cuando seas mamá, me vas a entender”. Totalmente cierto, totalmente válido. De hecho, uno no lo siente hasta que le toca vivirlo.

Gracias hijo, y gracias mamá.

Un rayo en mi cabeza

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s